Black Demons nos pasa por encima homenajeando a Esteban

El pasado domingo por fin, después de todo el verano y un duro mes de pretemporada, Jabatos Club de Football volvió a los terrenos de juego para hacer lo que más nos gusta, jugar a eso de la pelota ovalada. El rival un viejo conocido, Black Demos de las Rozas. Sí, los del diablo rojo a pesar de lo que diga su nombre. El equipo que nos ayudó a crecer cuando no éramos nada y de donde viene nuestro Head Coach Carlos Vallespín tuvo el detalle de contar con nosotros en un partido especial para ellos, el partido homenaje a su fundador Esteban.

saludo demons

Cordial saludo entre los capitanes de ambos equipos antes de empezar el partido

Y precisamente homenajeando a Esteban nos tocó darnos un auténtico baño de realidad. Con un equipo muy falto de rodaje y en el que debutaban muchos de los nuevos, o rookies, nos llevamos para casa un tremendo 73-0. Pudieron haber sido más, pero pocos contaban con los dos fichajes de última hora que hicimos. Uno de los árbitros, Vivi, antiguo compañero nuestro, realizó un tremendo placaje a uno de los jugadores de Demons que ya casi recibía el balón dentro de la End Zone. Además, en la última jugada del partido, el poste se desplazó sigilosamente para evitar el extra point que hubiera supuesto el 74-0. Lástima porque el resultado hubiera sido bonito por Esteban, pero eso demuestra lo bien que defendemos en Special Teams.  El resultado, que de por sí ya es duro, podría no ser para tanto si hubiéramos extraído conclusiones positivas del encuentro, pero casi que ni eso en realidad. La primera jugada del primer drive de ataque de Demons acabó en Touch Down y luego siguieron cayendo uno tras otro hasta la misma última jugada del partido, Touch Down roceño, también.

¿Qué pasó entre el primero y el último? Pues que los Jabatos hicimos poco más que de sparring de los Demons. Nuestra defensa era incapaz de parar su carrera por fuera, el maldito contain nos sigue sonando a chino. Pero es que cuando corrían por dentro, nuestros jugadores parecían bolos rebotando uno tras otro cada vez que impactábamos contra cualquiera de sus jugadores. Por si esto fuera poco, nuestros cornerbacks no habían desayunado y decidieron comerse casi todos los pases que lanzó el quarterback de Black Demons, por lo que el cataclismo fue aún mayor de lo esperado.

En el ataque, aunque no se consiguió anotar, hicimos cosas geniales. Nuestro wide reveiver, Mark #20 batió el récord de yardas de recepción de Jabatos. Unas 300 yardas. Lástima que fueran yardas horizontales, esquivando rivales y que se tradujeran en muy poco avance. Eso sí, espectaculares sus jugadas con ida y vuelta de una banda a otra llevando el balón. Nuestro Head Coach, consiguió la primera recepción de su carrera. Ha tenido que esperar a retirarse como jugador para que un balón desviado a la banda le cayera en las manos. Poco le faltó para salir corriendo con él e intentar anotarle a sus excompañeros.

Espectacular también el papel realizado por nuestro preparador físico y fisio, Willy. No paró en todo el día de socorrer jabatos doloridos. Algunos en su primer día se llevaban un mal golpe y otros, ya algo más veteranos cometían el error de andar por el campo pastando y desentendiéndose de las jugadas. Total, unas 500 yardas de salvamento de jugadores en su haber, una estadística impresionante.

Al final nos fuimos del campo dándonos cuenta de lo muchísimo que nos queda por trabajar. La temporada pasada, en liga, jugamos nuestro mejor partido contra Demons, forzándoles a darlo todo para ganarnos y dando una imagen tremendamente digna. Este año la cosa no ha podido empezar peor. La peor derrota de nuestra historia y muy poco que salvar de este partido. Falta mucho trabajo, muchas horas de entrenamiento y mucho esfuerzo aún. Las competiciones oficiales aún están lejos, pero nos toca mejorar desde ya y luchar por ser mejores día a día. Nadie dijo que esto fuera fácil. Cabeza alta, nos vemos en la siguiente jugada, seguiremos trabajando.

Galería

Tagged on: ,