Caímos con orgullo frente a Black Demons

Pues no, esta temporada tampoco será recordada como la temporada en la que hicimos saltar la banca y les robamos una victoria a Black Demons de Las Rozas. Y lo cierto, si somos sinceros, es que ese momento aún parece lejano en el tiempo. Lo que sí está claro es que cada visita que hacemos al Cantizal demostramos un crecimiento estable y sostenido y cada vez vemos a demonios negros sudar la gota gorda y tener que darlo todo cuando se enfrentan a nosotros y, para qué negarlo, nos encanta.

El partido comenzó con un drive de ataque de Black Demons. Lo que otros años habría sido un retorno hasta casi nuestra casa y un touchdown de carrera en el primer snap, con varios jabatos espachurrados en el suelo, este año fue otra historia. El retorno no fue excesivo y, aunque Demons anotó, les costó mover cadenas y tuvieron que avanzar poco a poco, valiéndose de una jugada rota para, al final, anotar con una carrera corta. Buen esfuerzo de nuestra defensa de todas formas que supieron mantener durante el resto del partido.

La guerra de trincheras fue brutal en un partido e el que peleamos por cada yarda en ataque y en defensa

La guerra de trincheras fue brutal en un partido e el que peleamos por cada yarda en ataque y en defensa

El ataque, por su parte, comandado en esta ocasión por Serg #12, en lo que Bonati apura la recuperación de su hombro maltrecho, salió con las cosas claras al campo. Iba a ser muy difícil desarrollar nuestro juego habitual contra Demons, así tocó soltar el brazo y lanzar pases. El plan funcionó de aquella manera. Las cadenas se movían en alguno drives y el equipo avanzaba tímidamente, sin embargo, fueras de juego y errores tontos nos condenaban y alejaban de los primeros downs, echando por tierra todo el trabajo realizado.

Demons siguió a lo suyo y fue sumando puntos progresivamente. Nuestra defensa luchaba contra viento y marea y entorpecía con todas sus ganas los avances roceños, forzando algún punt y deteniendo drives a base de valor y testarudez. El ataque, aunque lejos siempre de la red zone rival siguió consiguiendo algún pase completo y primeros downs. De esta forma, retrasamos la maldita mercy rule hasta que a punto de llegar al descanso, Demons nos colaba un Touchdown que situaba el 36-0 y que iba a convertir la segunda parte en algo breve y a tiempo corrido.

En esta segunda parte abreviada, la defensa siguió con lo que habían estado haciendo en la primera parte. Placando, acudiendo en masa a la presión y minimizando los errores. Tanto fue así que no encajamos ningún touchdown en defensa en la segunda parte. Las dos últimas anotaciones de los demonios, que dejaron el definitivo 50-0 en el marcador vinieron de un fumble recuperado tras un mal snap y en el kick off posterior, donde un error de manos llevó a Demons a recuperar el balón dentro de nuestra end zone.

Desde ya para el recuerdo y la historia de Jabatos va a quedar el último drive del partido. Intentamos desarrollar una especie de hurry up no huddle disaster offense con la que buscamos a la desesperada anotar. Pero es que claro, si ganas 25 yardas con un pase y luego haces dos fueras de juego seguidos en el siguiente down, pues hombre, muy lejos no llegas.

Conscientes de que nos queda mucho trabajo por hacer, pero con la cabeza muy alta tras este duro encuentro, comenzamos a preparar ya el último partido de esta LMFA11. El 3 de diciembre nos enfrentaremos a Cuervos de Fuenlabrada y buscaremos sin la menor de las piedades finalizar nuestra participación en esta liga con un balance positivo que para nada va a ser una tontería y que nos permitirá encarar la LMFA que arranca en enero cargados de energía y de optimismo.

One thought on “Caímos con orgullo frente a Black Demons

  1. Pingback: Gran victoria frente a unos Cuervos de Serie B - JABATOS CLUB DE FOOTBALL AMERICANO