Se les olvidó lo más importante

Un fríooooooooo, pero un frío, que parecían dos… de estos que o te suenas rápido los moquetes o te los clavas congelados con el destrozo consecuente.

Como va siendo habitual en el feudo de Los Caballeros Reales de la orden del Roble, el enfrentamiento por el dominio del Norte, se disputó el pasado viernes 20 de Enero del año MMXVII, en pleno ocaso de la era del oro negro, en una gélida tarde-noche donde los grajos iban andando a ras de suelo y los pingüinos, a la que te descuidabas, te robaban la bufanda.

Si alguien tenía dudas sobre quién dominaría el norte madrileño junior tras la contienda, eso es que se debe de informar sobre el football patrio en los parones retransmisivos de la NFL en canal plus, aunque quizás éstos, estén de enhorabuena, ya que parece que hubo objetivos televisivos llenando tarjetas de memoria, con momentos del torneo, para un supuesto «aperitivo» el día de la superbowl… o eso le dijeron a un humilde servidor, mero espectador de la afrenta.

41-0 al descanso, sí, querida corte, sí. Desde el minuto uno, marcaron de 3er down, de 1º, de retorno, de intercepción, de fumble, de carrera, de pase y hasta de espaldas sin mirar… la sucesión de Touchdowns sin esfuerzo minó rápidamente la moral de unos jabatillos, que no supieron reaccionar en toda la primera parte ante tal paliza. Olvidaron lo más importante.

El rival fue superior en número, superior físicamente y superior técnica y tácticamente, en lo único que no estuvieron finos fue en colocar los marcadores de yardas de una mitad del campo, pero menos finos estuvieron los árbitros que no se dieron cuenta hasta que un aficionado se indignó por ello y lo denunció a gritos, cuando en un «touchback» colocaban al equipo jabato en la yarda real 15, marcada, eso sí, como la 25; como si aquello fuese a cambiar el destino escrito esa noche, nada más lejos, pero si jugamos lo hacemos bien, ¿no? Que tampoco estamos para regalar «safeties» por incompetencias ajenas… nadie dijo que fuera fácil, pero si les decimos constantemente que de las derrotas se aprende y mucho y de las más duras, más aun… pero se olvidaron de hacerlo en toda la primera parte, pero no fue eso lo más importante que olvidaron…

Estaban allí para disfrutar, para pasarlo bien, es un deporte que les apasiona, se gastan dinero, mucho, en él y en su primer año no son favoritos más que para ser felices y aprender, pues aprovecharlo… luchad contra un rival superior hasta el pitido final, fijaros en todo lo bueno que hagan y aprended de ello, centraros en hacer bien todo lo que ya sabéis, que no es poco, y olvidad un maldito marcador que no podéis controlar aun.

El momento del partido para los nuestros, sin duda

El momento del partido para los nuestros, sin duda

Segunda parte, moral restablecida. La orden del roble posicionaba a caballeros de menor experiencia y envergadura para formar a sus tropas y probar estrategias nuevas en la batalla, el reloj no paraba por la ventaja ya adquirida. Los más jóvenes de la dehesa de Viñuelas tenían otra actitud, movían cadenas y a los caballeros les resultó menos sencillo ampliar el marcador, inmóvil quedó en el tercer cuarto, y en el cuarto consiguieron 3 TD más, algo más luchados, o por error de unos jabatos que estaban jugando y no por la «incomparecencia» de la primera parte. 62-0, y el partido por terminar.

Último ataque de jabatos, segundos en el reloj, Alex#1 que lanza un pase corto a la caja de linebackers, todos bloqueando lo que podían y Carlos#18 que lo completa en medio del ejército del Roble, se zafa de algunos caballeros y corre más de 20 yardas como alma que lleva al diablo sin que nadie pueda lucharle su velocidad… y todos juntos a abrazar al anotador del único «Highlight» jabato del partido, como equipo, como esfuerzo de todos en esa jugada y en todo un duro partido para ellos. Alberto#57 hacía su parte y metía el extra point… pi, pi, piiii!!! final del partido. Y no pudo haberlo mejor en un partido tan difícil para ellos.

Enhorabuena a Royal Oaks Knights, por una victoria merecidísima y limpia, suerte en la liga que vais a dar mucha guerra…

PD: ¡Pero oye!, ¿Dónde quedó, aquella coletilla mítica en cualquier partido, de que «el último en marcar gana»?

Galería

One thought on “Se les olvidó lo más importante

  1. Pingback: Disfruta de la SuperBowl con Jabatos - JABATOS CLUB DE FOOTBALL AMERICANO