El senior empieza la LMFA9 rompiendo la maldición

No todas las maldiciones llegan a su fin, pero la bestia negra de Jabatos en la LMFA era sin duda Majadahonda Wildcats hasta el pasado 19 de enero de 2019.

Son pocas las formas mejores de iniciar una competición que ganando a quien nunca has ganado antes, pero lo bonito del fútbol americano es que puede pasar cualquier cosa en el campo y esta crónica es una nueva prueba de ello.

WhatsApp Image 2019-01-20 at 11.15.27

Hablando de inicios, el inicio del Jabatos – Wildcats fue muy cuesta arriba para los tricantinos. El partido empezó con el ataque jabato que bastaron dos jugadas para cometer un error y perder un fumble en un mal intercambio de balón entre Quarterback y Runningback en su propio campo dándole la batuta a los de Majadahonda. Wildcats no desaprovechó una situación favorable en el campo caída del cielo y también dos jugadas le fueron suficientes para anotar un touchdown madrugador con una carrera exterior de su #33. Aún fallando la patada extra el 0-6 en el marcador engrisecía la misión de los locales de romper la maldición.

Tocaba afinar más de una cuerda para que el mecanismo empezase a funcionar, y no es secillo. El siguiente drive Jabatos terminó haciendo un punt devolviéndole el balón a los visitantes, que emprendieron el ataque para intentar poner otro clavo a los locales, pero la defensa verdinaranja no lo permitió forzando así el punt de Wildcats.

Fue en el siguiente drive cuando jabatos, tras conseguir un crucial “primera y 10” tras jugarse un 4º down, puso la igualdad en el mercador con un pase corto del QB #12 Sergia a César #31 que se libró de varios defensas para atravesar la end zone a gran velocidad. También se falló el extra point y se reinició el marcador poniendo el 6-6 que duraría casi todo el encuentro.

El siguiente drive fue marcado por las penalizaciones, un correoso ataque de Wildcats que aún así se las apañaba para conseguir primeros downs y una deflección espectacular del #33 jabato Lenin. El resultado un turnover on downs que devolvía la pelota a Jabatos. Para entonces ya había empezado el segundo cuarto.

Jabatos estuvo cerca de llegar a la end zone en esta ocasión pero el resultado fue parecido al de su rival en el anterior drive. agotaron los downs jugándose un 4º con un pase incompleto a las puertas del touchdown y devolviédole el balón al equipo visitante.

Los dos siguientes drives fueron un nuevo toma y daca como si de un calco se tratase. Tercera y fuera para wildcats con patada de despeje e idéntica estructura en el drive de contestación de los locales, llegando así al descanso con la máxima igualdad.

La segunda parte empezó exactamente como acabó la primera. Esta vez le tocaba atacar a Wildcats, que no consiguió el primer down y tuvo que hacer un punt dándole la bola a Jabatos que volvió a copiarse de su rival con un tercero y fuera.

Volvió la bola al equipo visitante, incapaz de mover las cadenas nuevamente y pateando de nuevo la bola para que atacase Jabatos, que tenía una nueva oportunidad de romper la igualdad. Este drive estuvo marcado por pases largos intentando explotar alguna vulnerabilidad en la secundaria de Wildcats, pero no terminaban de conectar los pases. Algún pase aislado dió oxígeno al ataque local pero un paso en 4º down desde el centro del campo fue interceptado por el Free Safety y también Quarterback del conjunto de Majadahonda Erick Chávez #20 frustrando así el intento tricantino.

Wildcats empezó un drive largo e intenso, moviendo las cadenas e incluso fulminando el tercer cuarto del partido. Carreras exteriores daban la llave una y otra vez a los visitantes para continuar hacia la end zone, pero en un pase en 4º Down la defensa jabata, y más concretamente el #33 Lenin le devolvió la moneda al #20 Erick Chávez interceptándole a las puertas del touchdown. Parece increíble pero de nuevo Jabatos volvió a copiar el drive anterior de su rival. Si esto no es igualdad, que alguien nos diga qué lo es.

Volvía Jabatos al ataque insistiendo con pases largos que no daban sus frutos, terminando el drive jugándose un 4º down sin éxito y dándole a Wildcats la pelota.

Aquí el Quarterback visitante se propuso continuar lo que dejó a medias en el anterior drive con un nuevo pase a la misma zona del campo, pero el internacional #33 Lenin volvió a estar atento y frustrando el drive en tiempo record con una nueva intercepción. La defensa jabata estaba intratablemente decidida a darle más oportunidades al ataque.

Fue entonces cuando el ataque Jabato rompió la barrera con la que llevaba golpeándose todo el partido. Algunas carreras y pases cortos le posibilitaron avanzar aunque los fallos seguían sucediendo. Otra vez 4º Down. El HC tricantino Carlos Vallespín pide un tiempo muerto, parece que van a volver a jugárselo, comienza la jugada, la línea protege al QB, pase profundo en el medio a un cubierto César #31 que hace su magia y Touchdown!!. 6 puntos como 6 pesadas losas caen en el marcador decantándolo por el conjunto de Tres Cantos y esta vez con una patada certera para sumar ese puntito extra que hasta sabe bien. 13-6 en el marcador y pocos minutos en el reloj para que Wildcats consiga prolongar el encuentro. No había nada ganado, ahora tocaba defender.

Wildcats comenzó un drive con buenas carreras exteriores pero ralentizado por alguna que otra falta y la agobiante defensa Jabata, que frustraba una y otra vez el ataque de los visitantes incluyendo un espectacular sack combinado de los dos líneas de defensa #54 Charly y #77 Héctor. Agotan los downs y le devuelven la bola a Jabatos que estaba a un primer down de conseguir agotar el tiempo necesario para dar por finalizado el encuentro.

Pero la zaga verdinaranja no dió con la tecla y aunque se jugó el 4º down con valentía no consiguió el objetivo entregándole a Wildcats la última bala y dándole la máxima emoción a este final de encuentro.

Wildcats intentó a la desesperada un pase profundo pero Stalin #35, celoso de su hermano realizó la intercepción decisiva truncanto el sueño de los visitantes de empatar el partido in extremis y dar paso a la prórroga.

Solo hizo falta poner rodilla en tierra para concluir el encuentro y confirmar el fin de la maldición que pesaba sobre los Jabatos de Tres Cantos. Este año sí, han ganado a su gran rival, Wildcats de Majadahonda.

Siguiente rival de Jabatos: Black Demons de Las Rozas, que acostumbrados a su aplastante superioridad en las ligas madrileñas parece que este año juegan con un roster más inexperto centrando su experiencia en la liga nacional y han caído en la primera jornada contra Madrid Capitals. Aún así no hay nada escrito a cerca del choque que se celebrará el próximo 2 de febrero en Las Rozas y que promete ser muy interesante debido a que Jabatos jamás ha ganado a Demons.

Serán capaces los tricantinos de romper dos maldiciones en menos de un mes? Lo que es seguro es que trabajan cada día para ello y su afición merece eso y más.

1, 2, 3… ¡¡Jabatos!!